viernes, febrero 08, 2008

El dolor de Inés

ñ


ñ
ñ


Inés estaba de viaje con su marido.
Iban a estar poquitos días juntos, pues el debía trabajar.
Alquilaron un auto y salieron a recorrer los caminos.
Compartían cada paisaje. Cada playa los asombraba. Cada bosque los maravillaba.
Paraban en cada pueblo para ver como vivía la gente. Visitaron museos, iglesias antiguas, plazas!
Todo lo compartían! Eran felices!
Cuando llegaba la noche cenaban en algún lindo restaurante. Se divertían eligiendo la comida. Disfrutaban de la orquesta, y hasta se animaron a bailar sin importarles que nadie mas lo hiciera!
Mas tarde, ya solos en el hotel, hacían el amor de manera suave, con ternura, como si estuvieran saboreándose mutuamente.
Todo era perfecto!
Hasta que llegó ese momento.....
Ese momento en que el pensó que Inés dormía....
Es que Inés realmente dormía, pero algo la despertó!
Una voz, la de su marido, la sobresaltó! Pensó en levantarse e ir hasta el baño a ver si el estaba bien, porque parecía como que hablaba solo!
Pero algo la retuvo en la cama...algo le dijo que se quede ahí, atenta, escuchando...
No quería oír, pero no podía evitarlo, estaba como paralizada! Era como que una fuerza la estuviera reteniendo en la cama!
Y lo escuchó todo!
Escuchó su relato sobre lo que habían hecho durante el día.
Escuchó su descripción del bosque que caminaron...."tan tupido que una ardilla podría saltar de un árbol a otro y recorrelo entero", dijo.
Y escuchó la despedida...."yo también te quiero"
Se le partió el corazón en mil pedazos.....
Cuando el salió del baño, Inés se hizo la dormida... No lo podía enfrentar, no tenía coraje!
El se acostó y se acurrucó a ella como siempre!
Empezó a acariciarla, a mimarla, a despertarla....
Esa noche ella le hizo el amor de manera salvaje! Como si se le fuera la vida en ello!
Estaban agotados.....y el se durmió!
Inés se levantó y salió al balcón, se prendió un pucho, miró hacia el cielo y derramó tantas lágrimas como estrellas había en el firmamento!

ñ
ñ
ñ

47 comentarios:

  1. bastante boluda ines...

    slds

    ResponderEliminar
  2. No es fácil tolerar el engaño.
    Pero hacer como si no pasara nada, tampoco sirve de mucho.

    Esa era una actitud habitual en las mujeres de antes... supongo.
    Hoy muchas, por no perder el "nivel" de vida, es posible que también se hagan las desentendidas...

    Saludos!!!

    PD: conexión banda angosta.

    ResponderEliminar
  3. :'(

    Pobre Inés... Yo lo mato, es así...

    ResponderEliminar
  4. Pobre inés!...No es nada fácil pasar un momento así...pero yo si que no podría ni tocarlo!!
    Lorena Bobit...un poroto!!

    ResponderEliminar
  5. Si esa noche hizo el amor de manera salvaje, ella le estaba diciendo algo, no?... si él no lo entendió... Mmm.. quién es el nabo, el engañado o el que cree que puede engañar impunemente? Beso.

    ResponderEliminar
  6. Eso le pasa por confiar, Inés no hay que confiar en nadie...

    ResponderEliminar
  7. Muy fuerte, pero estoy de acuerdo con de lirium... si no entendió el mensaje de rabia que le hizo llegar al hacerle el amor salvajemente...
    No hay que ser cobarde, tendría que enfrentar el problema, hablarlo, y seguramente mandar a la mierda al tipo, tan boludo (como decís por allá), para no terminar siendo ella la boluda...!

    ResponderEliminar
  8. ALEJO, si, bastante!

    CANDO, hay de todo, doña, de las de antes y de las de ahora! ajaja

    FELIX, no lo mates que vas preso! ajajaaa

    LUNA, la Bobbut es a las mujeres, lo que Barreda es a los hombres, no? ajjaaa

    DELIRIUM, yo tambien creo que ella le estaba diciendo algo. Por ahi le decía que lo odiaba, y por ahi le decía que ella era su dueña, o por ahi...que se yo!
    Buena pregunta la tuya!!

    RAYCO, nooooo, sos muy joven para decir eso, che!! Cuando uno se enamora, debe confiar, Rayco! No todos los humanos engañan!!

    EDURNE, también creo que las cosas hay que hablarlas !!

    Graaaaacias a todosss
    Besitoo

    ResponderEliminar
  9. Ta bueno el relato, Stella.
    Lo lei como un cuento corto, y me gustò. Saludos

    ResponderEliminar
  10. No se, nunca pase por una situacion asi, pero pienso que no perdonaria un engaño, y de hacer el amor en esas circunstancias, nada, no podria, creo que con mi forma de ser le diria todo y se armaria flor de quilombo!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Si yo fuera ines, tambien seria lorena bobbit.

    que heavy por dios!

    ResponderEliminar
  12. (...)Inés se levantó y salió al balcón, se prendió un pucho, miró hacia el cielo y derramó tantas lágrimas como estrellas había en el firmamento!
    Luego, ya serena, buscó su celular, llamó y cuando saltó el contestador, dijo:
    "Listo, ya tengo la contraseña de su cuenta, después te paso un mail con la clave. Te amo, nos vemos".

    ResponderEliminar
  13. Triste. Pero esa situación es tan, tan común!!!
    Mujeres engañadas, mujeres infieles, mujeres buscando revancha, mujeres arrepentidas...
    Cómo sigue? Cómplice del engaño o buscando una venganza?

    ResponderEliminar
  14. Más dura que la infidelidad de los cuerpos, es la infidelidad de la confidencia.

    ResponderEliminar
  15. Al amanecer, el se despertò y la viò en el balcòn.
    Tenìa los ojos secos. Estaba pàlida y lo mirò muy triste.

    - Escuchè tu charla de amor anoche. No quiero escàndalos. Llegamos a buenos aires y te vas .

    Ella habìa pensado en insultarlo, en pegarle, en llorar y gritar. Pero lo autèntico suele ser simple, se dijo.

    - Què decis? Què escuchaste?

    - A Inès le costò reconocer en esa cara de tranquilidad y sospresa a la basura que anoche habìa estado murmurando en el baño. Que contaba el viaje (Por que le cuenta nuestras cosas a la amante, hijo de puta!) y al final la despidiò con ternura ("Yo tambien te quiero").
    Inès no entendìa esa serenidad en el infiel. Como tampoco habia entendido la infidelidad y esa charla furtiva y horrible en el hombre con el que habìa pasado esos dìas tan bellos, lejos de la familia y el trabajo.

    - Què decìs , Inès ? Hablaba con nuestra hija. Arreglabamos una sorpresita por tu cumple la semana que viene. Què creiste?
    .............

    Ellos contaron esta historia pocas veces. Ines se la contò a una amiga que no se atreviò a relatarlo en su blog. Lo presentò como un caso de infidelidad y obviò el final, tan tonto y poco literario.

    El marido sintiò que algo se habìa roto entre ellos, y añorò siempre la feroz entrega que Inès hizo de su cuerpo en aquella noche, tan distinta a la ternura amistosa con la que hacìan el amor.

    El nunca pudo explicarle su dolor. Cuando la amiga de Ines publicò el relato falso, el marido intervino, pero dejò que todo parezca un juego. Tal vez todo sea confusiones y juego, despues de todo.

    ResponderEliminar
  16. yo creia que hablaba con la mamá el marido de ines....

    ResponderEliminar
  17. adivinador, me ganó de mano, guachín...

    Encima está mucho mejor relatado de lo que habría quedado si lo escribía yo.

    La amiga de Inés sucks.

    ResponderEliminar
  18. ADIVINADOR, gracias, asi lo escribí!!

    JUANITA, viste? Cada uno reaccionaría de manera distinta, tal y como pueda en ese momento!!

    FER, serías como un loreno! ajaja

    ADE, jajajaa te salió la maldad de adentro!!

    WONDER, es cierto, hay muchos casos de mujeres engañadas. Pero no olvidemos que la infidelidad no es exclusiva de un sexo!!
    Y ceremos, a lo mejor la historia sigue!! Que se yo! jajaa

    Graciass
    Besitoo

    ResponderEliminar
  19. MENSAJERO, no entendí lo que quisiste decir.

    MARIDO DE INES... bien podría haber sido la otra parte de la historia. Si mal no recuerdo fue Mensajero quien una vez propuso un juego asi como el que vos hiciste.
    Tomar un post y transformarlo en algo distinto, mostrando otra version. Como si fuera un espejo!!
    A mi me encantó!!! Gracias, Adi!!

    GUS...parece que no! ajaja

    ROEDOR, chee, que la amiga de Ines, supuestamente, vendría a ser yo!!


    Gracias a tooooodos
    Besitoo

    ResponderEliminar
  20. Roedor, escribasè otro final, dele.

    ResponderEliminar
  21. Oh,my God! Yo cerceno del ombligo al sur, lo que encuentre!

    Besos despechados!

    ResponderEliminar
  22. Ay Stella... una vez vos me hiciste un piropo de algo que escribí, algo así como cuantas emociones juntas. Gracias por este post. Contaste una historia enorme en un relato breve. ME encantó. Me encantó... Me gustó muchísimo. Gracias... Me devolviste algo de la vida que uno pierde llegando el viernes después de una semana gris. Gracias.

    ResponderEliminar
  23. No, todos los humanos no, sólo los que hablan...

    ResponderEliminar
  24. Yo lo hubiera esperado sentada en la cama, con los ojos bien abiertos. No podría guardármelo, aunque debe ser difícil asumir que tu último minuto de felicidad es el que acaba de pasar.
    Lindo relato Ste!
    (ya volví)
    Besotes

    ResponderEliminar
  25. Solo te digo esto: el tipo que se va de vacaciones con la mujer (con la que evidentemente se lleva bien) y se pone a histeriquear por teléfono con la chichi lo tendrían que meter preso por pelotudo.

    ResponderEliminar
  26. la duda mata, seguro que la estaba engañando, no escuchó más que un te quiero.... somos tan desconfiadas y luego no nos hacemos cargo... o yo soy muy confiada creyendo que todos tiene derecho a defenderse?
    Besos, muy bueno, es un texto que nos provoca, que nos insita a defender a uno u a otro o a atacar a uno u a otro.
    besos

    ResponderEliminar
  27. Epa, stella! Mirá qué buen relato.
    Anduve un poco perdida (con mucho trabajo); entro a Así me gusta a mí por un poco de jauja y me encuentro con la historia de Inés.
    Esta ve no me reí (un poquito con el comentario de adenoz), pero debo decirte que megustó mucho.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  28. Oppaaaa...., pensé que se tiraba por la ventana, la Inesiita!

    Ok, habló conmigo el marido de Inés, confieso!

    Y no, no soy la hija de Ines ni la hija del marido de Inés!. ji,ji,ji,jiii!!

    Saludos adúlteros, no naifes hoy....

    ResponderEliminar
  29. bueno, que Ines no se queje tanto que el tipo le cumple, peores son los que ni eso :P



    me gusto mucho, Stella

    ResponderEliminar
  30. Stella, quise decir que es más sencillo tolerar una infidelidad sexual, que tolerar que nuestra pareja tenga a EL confidente en otra persona....bah, digo, que se yo...no dejá, mejor sigo durmiendo.

    ResponderEliminar
  31. Me parece que hacerce la tonta y seguir como si nada no le va a ayodar para nada

    ResponderEliminar
  32. Patricia MT España8/2/08 10:40 p. m.

    Creo que hoy se puede encontrar mucho "dolor de Inés" x los SMS o llamadas recibidas/enviadas tanto que a veces parecen infundados, je,je, aunque a fin de mes lo refleja pongamos "Vodafone"....

    ResponderEliminar
  33. La verdad que no entiendo a la gente que se entera indirectamente de que le fueron infiel y sigue adelante... o sea, Ines le dijo algo bien claro, como bien dijo de lirium... pero y luego de eso que?? Sigue todo... aquí no pasó nada?? Se puede amar tanto como para perdonar que le hayan sido infiel por más que fuera una sóla noche...

    Yo opino que no... Soy orgulloso en ese sentido, si yo te elegí y vos a mí no te cagues en eso... O me dejás y te vas con quien quieras, o no te creas que tenes derecho a desviarte del camino una noche y ser inimputable por el hecho de que suponés que no me enteré...

    Eso es de persona mediocre que cree que se las sabe todas y que se manda cagadas y sale impune...

    Me puse nervioso... esteeem... no es que me haya sentido tocado con el relato eh! Para nada.... (cua cua.... =S)

    Que va ser... nadie muere mocho...

    Saludos Stella!

    ResponderEliminar
  34. Stella: es la primera vez que entro a su blog y me aparece con esto?? Ahora, siguiendo el cuento, en el caso de Inés no era una adolescente que huía de la casa de sus padres ni una boluda resignada, había otras cosas en juego. Estoy segura que en algún momento lo hablaría con el susodicho..y nunca digan nunca ni siempre digan siempre, la vida es tan dinámica! Saludos

    ResponderEliminar
  35. SUSANA, del ombligo al sur! ajjaa muy matafórico!!

    SERENA, que decir? Gracias a vos!!

    RAYCO, je..! Anicmo, que ya llegará la depositaria de toda tu confianza!!

    NOTAN, quizas yo tambien, y de brazos cruzados! ajajaja

    PEPINA, me encantan tus comentarios! Son sencillos, concretos y prácticos! ajjaja

    GRACIELA, cuando lo escribí, no pensé en que iba a mover el avispero. Pero veo que tenes razon, en algun punto nos toca algo intimo a todos! Gracias!

    ESTRELLA, la verdad es que te lo iba a mandar para que me lo corrijas, pero si lo escribo con mucha anticipacion, despues me arrepiento y no lo publico! Me alegro que te haya gustado!

    IVANA, nooo, Inesita es medio lenta, pero no suicida..bah, creo, que se yo! ajajaa

    DALMA, ajajajaa me hiciste reir con el comentario! Encima que el tipo la saca a pasear, la mina se queja! Que desagradecida! juaaaa

    MENSAJERO, no se me duerma, puede que ud tenga razon! Gracias por volver!

    MARCELO, a mi tambien me parece, pero habría que ver como sigue la historia!

    PATRICIA, los sms son todo un tema! No se si quiero saber! ajajja

    SEBA, tranqui, que es cierto, nadie muere mocho! ajaja

    CONDESA, siii, pueeeede!! ajajjaa

    ADA, bienvenida! Tenés razon! Tarde o temprano, las cosas hay que hablarlas, y no creo que Ines haya sido la excepcion!


    Graaaacias a toooooooodos!!
    Besitosss

    ResponderEliminar
  36. Final total... Ines llora porque no entiende como ese viejo choto se pudo clavar dos viagras garchar una hora y no infartarse...
    Hablando en serio... ese espiritu de competencia fué lo que siempre llevó a la mujer a ser engañada... no soportar la derrota y tratar de ganarle a la otra... cuando no entienden que no hay victoria porque ese hombre no quiere elegir sinó que quiere quedarse con las dos.

    ResponderEliminar
  37. Qué historia desgarradora. Enterarse así que la felicidad que sentía era frágil. Por que por el relato se nota que él tb. era feliz con ella, pero a la vez tenía a alguien más que sabía de ella,y ella no.

    ResponderEliminar
  38. STANLEY, ...y si, algunas mujeres como Ines son tan torpes que no entienden que el flaco quiere a las dos. El pan y la torta. La chancha y la maquina de hacer chorizos! Ines y tantas otras se merecen ser engañadas!......
    Stanley....Staaaanley..... pordió!!!


    ANA, por lo general las amantes saben de la existencia de la esposa. Y si, es triste!!

    Gracias a ambos
    Besitoo

    ResponderEliminar
  39. Hola STELLA, es para avisarte que blanquie mi nick, como veras no lo he pensado mucho, decime después de un tiempo uno termina haciendo un blog, es un camino obligado.


    Cordiales saludos.

    Daniel de rosario (esto ya no va, que bolu…)

    ResponderEliminar
  40. Daniel, y si, ahora que tenés cuenta, vas a tener que hacerte un blog nomás! ajajaa
    Besitoo

    ResponderEliminar
  41. Yo estoy viviendo lo del marido de Inés, pero no me han escuchado tras la puerta, aun.
    Pero lo tienen claro.

    ResponderEliminar
  42. Juano... no se que decirte! Tratá de lastimar lo menos posible!
    Qué se yo!

    Besitoo

    ResponderEliminar
  43. El final alternativo podría ser un threesome, que a los hombres nos gusta mucho.

    Todos contentos. ¿O no?

    Se sabe que las segundas siempre son unos gatos que arañan, la primera lo demostró esa noche, pobre muchacho no va a dar abasto...

    ResponderEliminar
  44. Me atrapó tu relato Stella, qué lástima que este fragmento no se aleje de la realidad de muchas parejas, no?

    ResponderEliminar
  45. Roedor, ud tiene a las mujeres muy catalogadas y a mi me causa mucha gracia! ajajaa


    Malena, es cierto, asi, o parecida, e la realidad de muchas parejas!!

    Gracias
    BESITOO

    ResponderEliminar
  46. No se, llamame ingenuo pero la verdad es que el te quiero puede ser para cualquiera. Segundo, si realmente la estaba engañando. Pobre de Ines

    ResponderEliminar

Tu parloteo será recompensado con mi alegría al leerte, aunque no estemos de acuerdo!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.