miércoles, marzo 12, 2008

Casi perfectos

.
Clara y Esteban hacía años que estaban casados.
Tenían una vida normal. A los chicos los cuidaba una abuela.
Ambos trabajaban casi todo el día. Los fines de semana los compartían con amigos, salían, o se juntaban en una casa. La distracción semanal de el era el coro, la de ella era el gym. Ambos eran altos, delgados, bonitos, perfectitos. A los ojos de todos, eran la pareja perfecta.

Clara se despertó un día con la sensación de que algo no estaba bien. Empezó a sentirse fatigada, triste, desconforme. Sentía que nada la alegraba. Ya no les tenía paciencia a los chicos. Ya no le iba bien en el trabajo. Ya no disfrutaba del sexo como antes.
Sus amigas se preocuparon y le recomendaron que haga terapia.
El diagnóstico fue claro: stress, exceso de trabajo y de rutina.
Consejo profesional: Desembarazarse de todo aquello que la moleste, como para descomprimir, no sentir tanta presión y poder vivir mas serenamente.

Al día siguiente, cuando Esteban volvió del trabajo, encontró, en la puerta de su casa, una maleta con todas sus pertenencias.
.

.
.
.
Esto que conté es verídico y todavía no entiendo como se puede hacer una cosa así.
Me refiero a cuánto diálogo debe faltar para que esto pase y sorprenda a ambos, especialmente al que le pusieron la maleta.
Y se que hay parejas que viven así, y conviven años sin ser felices del todo, sin terminar de acomodar una relación, sin poder tener diálogos profundos con el otro, sin interesarse por lo que el otro siente o lo que le está pasando.

Y el otro tampoco ayuda.
Digo, nadie es adivino como para saber lo que el otro piensa.
O será que llega un punto en que la dejadez o la rutina es tal que ya no interesa y uno transcurre la vida en vez de vivirla?

.
.
.
Actualización 11:20
Lamenteblemente me enteré recién que falleció Jorge Guinzburg.
Me da muchísima pena!
Era un capo, como creativo, como empresario, como compañero y como persona!
Qué tristeza! Yo lo voy a extrañar mucho en la tele.
.

30 comentarios:

  1. se ve stella que justo cuando puse el post vos hiciste el agregado azul, vaya coincidencia, no

    decía que los matrimonoos se hacen de a dos y se deshacen de a dos. te lo dice un divorciado...

    de ahí que ponerle la valija en la puerta al que hasta entonces era su marido me parece una actitud egoísta de clara, que no asume su parte de responsabilidad en el problema.

    en cuanto al consejo profesional, me parece a la medida de lo que clara quería, que por otra parte pagaba los honorarios (es triste, pero conozco muchos casos de analistas que legitiman a su propio cliente cuando a veces como en este caso las culpas del fracaso son necesariamnete compartidas) me sorprende tambien que no hayan sido citados ambos.

    en suma: actitud facilista la de clara, mal asesorada.-

    ResponderEliminar
  2. Me contaban días pasados que están teniendo mucho éxito en Europa,los matrimonios con fecha de vencimiento. La caducidad de este tipo de contrato matrimonial se produce automáticamente a los cinco años. Y por supuesto, se puede renovar, si acaso las partes así lo desean.

    Se me ocurre (no tengo mucha información) que el espíritu de este recurso de unión, se basa en los nuevos formatos de parejas, que encuentran "muy desmedido" el "para siempre" y demasiado complicado y oneroso el divorcio. De esta forma, se obliga a "monitorear" los resultados del producto matrimonio cada cierto tiempo y darle la baja, en caso de que no funcione.

    ¿Qué me cuenta, amiga?

    Besotes para usted!

    ResponderEliminar
  3. Conocido de la vida12/3/08 9:36 a. m.

    Vistos desde afuera hay muchos matrimonios "casi perfectos".
    Seguramente porque uno los compara en silencio con el propio, que está lleno de dificultades, por la convivencia, por la falta de plata, por los diferentes enfoques en todo tipo de cosas.
    Pero la realidad es que, en general, todos tienen problemas, aunque no los veamos.
    Unos la pelean mas y otros se rajan enseguida.
    Tema muy dificil.

    ResponderEliminar
  4. cierto, a menudo, esas parejas que uno nunca imagina que vayan a romper nunca, en la intimidad tienen cientos de problemas, así que seguramente, es que se les da muy bien disimularlo.

    Si este caso fue verídico, desde luego, tenían una falta de comunicación enorme y, por supuesto, de consideración el uno hacia el otro. No entiendo cómo puedes dejar a alguien a base de hechos cnsumados (encontrarte las maletas en la puerta); qué menos que una explicación para esa persona que ha compartido tu vida...

    Por otro lado, yo no soy de las que piensa que a una de las partes le pilla de sorpresa total una ruptura. Yo creo que eso pasa en muy contados casos pues, la mayoría de las veces una sabe si una relación va bien, genial, regular, mal o fatal.... esas cosas se saben,no...?

    Bueno, ya no me enrollo más que me lío a hablar y no paro, jejeje..

    Besos. Angie.

    ResponderEliminar
  5. Hay montones de parejas que brillan hacia fuera y se desangran puertas adentro.

    La falta de comunicación en general es gravísma, todos barremos o hemos barrido (me incluyo) bajo la alfombra, a veces para contemporizar, para rescatar "lo bueno", a veces por inmedurez emocional para enfrentar los problemas, tomar el toro por las astas e ir hacia delante.

    Me consta que algunos analistas "justifican" o legitiman a su cliente, en especial porque tienen solamente la versión de una de las partes. A veces porque es el/la que paga...

    Puedo hablar largo sobre eso, inclusive eso ayer lo estaba hablando con mi hijo mayor, un adolescente. Pasamos casi sin transición de las presuntas razones de la separación según mi visión (la de su madre ya la tiene porque vive con ella) a la importancia de la comunicación en una pareja, en un adolescente, en un ser humano. No sé si nos pusimos de acuerdo... por problemas de comunicación.

    Pero dimos un primer paso. Hablar sobre ciertos temas no es agradable, pero a veces es la diferencia entre vivir en una nube de pedos y pisar la tierra con los pies. Siempre es preferible esto último, aunque no nos guste. Las decisiones apresuradas, con poca info a disposicón, no suelen ser buenas.

    ResponderEliminar
  6. HUGO, un minuto estuvo el post publicado! Qué casualidad! ajaja
    Ponerle la valija al marido en la puerta me parece una actitud absolutamente despectiva y desamorada.
    Y del profesional, ya lo dijiste todo!


    SUSANA. hace un tiempo escribí un posy sobre ese tema. Si te interesa es el del 26 de setiembre del 07.
    En verdad, y al menos yo, me casé para toda la vida. Que despues las circunstancias hayan llevado a un divorcio es otro tema. Pero esto de casarse pensando que algun día va a terminar no me gusta demasiado. Digo, es que el amor necesariamente tiene fecha de vencimiento?
    Necesito creer que no!

    Graciass
    Besitossss

    ResponderEliminar
  7. CONOCIDO, mi abuelita decia que cada familia es un mundo, y que en todos lados se cuecen habas. Y en verdad es asi. Todas las parejas tienen problemas, que los quieran ver o no, es otro tema, y la manera en que los resuelven es tambien muy personal. Pero definitivamente creo que debe ser de a dos!

    ANGIE, yo también pienso que en el fondo todos sabemos como viene la mano con la pareja de uno. Que lo querramos ver o no, es otro tema, no? ajaja

    ROEDOR, no se por qué, pero pensé que estabas casado.
    Hay algo que decís que me parece muy importante. Yo no creo que esté mal pasar por alto algun problema en pos de la tolerancia. Creo que no se puede andar por la vida cuestionandole al otro toooodo lo que nos molesta, pues sería una pelea consante.
    Pero cuando los problemas son graves, ahi si, hay que hablarlos sin lugar a dudas. Lo que sucede es que a veces no hay interés, y es ahi cuando empieza a funcionar el desamor.
    Y hablar con los hijos estos temas, me parece importantisimo. Si uno vivió de chico una familia que ocultaba los kilombos, cuesta muchisimo aprender a conversarlos en la adultez.


    Gracias gente
    Besiitos a tooodos

    ResponderEliminar
  8. stellita!! ando solo de pasada para saludarte. los tiempos me están quedando muy cortos, pero después vengo y te comento. beso grande!

    ResponderEliminar
  9. Por eso siempre tengo una maleta preparada, para que no me agarre desprevenido.

    Jorgito Guinzburg, ya te extraño.

    ResponderEliminar
  10. Uuuuu no me había enterado, qué pena me da!!!!!!
    Con respecto a la valija, quién sabe el marido todavía le está agradeciendo por tamaño gesto, tal vez él también quería irse y no se animaba....quién lo sabrá.....Anónimo conocido

    ResponderEliminar
  11. FRANCO, los tiempos te quedan cortos, como a mi hijo los pantalones! Vos tambíén creciste? juaaa

    ALEJO, me mareás con fotito nueva a cada rato! ajaja

    ADE, para todo sos previsor?

    ANONIMO, es cierto, a lo mejor le hizo un favor, solo el lo sabrá!

    Gracias a toooooodos
    Besitooos

    ResponderEliminar
  12. Lo que parece no es lo que es. Cada vez que dio: mirá esa pareja, qué bien se llevan... al poco tiempo se separan.

    No me parece tan loco lo que dice Susana: un contraro por cinco años, a renovar. Casi perfecto.

    El tema da para mucho, pero sólo una cosa más agrego: a veces, el problema no es con el otro sino con uno mismo. Nadie está hecho a la perfecta medida del otro, siempre habrá algo que falte.
    Y hay rayes, locuras, equivocaciones (o aciertos) personales, que no involucran a otros.
    Cierto que lo de la valija es cruel. Pero de todos maneras me sale pensar: pobre clara.

    ResponderEliminar
  13. La verdad, me pasó algo similar por absoluta falta de diálogo. No te voy a decir que a nosotros nos tomó por sorpresa la separación, pero al resto de la gente sí.
    Tiene razón Hugo. Las cagadas son de ambos. En mi caso particular, él no cooperaba mucho y yo estaba tan cansada que no quería ni decírselo para no discutir. Cero diálogo. Es más, ni siquiera nos sentamos para hablar de la separación. Un día él se fue y yo cambié la cerradura. Punto final.
    Muy muy triste.


    Me dejó re mal la noticia de Guinzburg. El año pasado Fontanarrosa, ahora el petiso ... nos estamos quedando sin risas.

    ResponderEliminar
  14. increíble la historia, te creo perfectamente que sea muy real,

    estamos hablando del tema en mi blog de ninos en Alemania... y pondré un link a tu artículo, tal vez no hoy, porque tengo otro post planeado, pero, en los próximos días.

    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  15. Clara de esta forma soluciono/ erradico los problemas que tenía. Pero nadie le habló de los que iba a tener a futuro.
    El matrimonio tal como esta planteado es un vínculo muy fuerte. Uno puede hablar de ex marido pero los hijos no pueden hablar de un ex padre.
    Entonces, es mejor tener una relacion medianamente cordial con el hombre en cuestión y no plantear del vamos una guerra. A los primeros que te vas a tirar en contra es a tus hijos.
    Besos nena!
    Me quedé de una con lo Guinzburg.

    ResponderEliminar
  16. Muuuy previsor.
    Con decirte que ya no uso dos veces el mismo preservativo.

    ResponderEliminar
  17. ESTRE, es que es evidente que Clara estaba desbordada, y de todos los kilombos que tenía se sacó de encima al que le resultaba mas facil desechar.

    NADIE, creo que toda separacion es triste, pero cuando ya no da ni para conversarlo, es peor.

    MARTA, mande link nomás, gracias!

    PEPINA, pocas veces se piensa en los hijos, que tema dificil!!!

    ADE, no queres ser mi amigo? ajajajaaaaaaa


    Gracias a toooooodos
    Besitooo

    ResponderEliminar
  18. y no le dio por consultar a otro terapeuta?

    bah, no, dejá, a ver si todavía echaba a los chicos

    ResponderEliminar
  19. He conocido casos así, en serio.

    Pero bueno, evidentemente, todos tenemos un click. La culpa debe de haber sido mutua.

    Igual, me reservo la opinión respecto de los "consejos" que dan los profesionales.

    ResponderEliminar
  20. He conocido casos así, en serio.

    Pero bueno, evidentemente, todos tenemos un click. La culpa debe de haber sido mutua.

    Igual, me reservo la opinión respecto de los "consejos" que dan los profesionales.

    ResponderEliminar
  21. creo que no es más que un triste final a una historia triste. En el fondo no sería más que aquello que mencionás, una apariencia... que se yo, digo así al pasar, supongo que todo habrá sido así por la superficie.

    En cuanto al contrato, en Alemania estaban impulsando un proyecto de ley como ese, 7 años de contrato matrimonial, a renovar...

    Es complicado..

    saludos

    ResponderEliminar
  22. Yo, por eso, no me casé! ajajjajaa!
    Soy demasiado perfecta y hablo hasta por los codos, así que la de la valija (má que "maleta"... mucha novela centroamericana, chica!), hubiera sido yo! :P

    Ok, ahora en serio...
    Mi mamá decía que las apariencias engañan, pero que hay cuidar las apariencias....
    No todo lo que brilla es oro...

    Y Clara, creo que solo necesitó un motivo para dar rienda suelta a lo que ya venía pensando hace rato....
    El matrimonio es de a dos, se necesitan dos para todo, ya sea hablar, pelear, compartir...

    Otro tema...
    Me puse de mal con lo de Guinsburg, no te podés imaginar... Un bajón!!!
    Lo mismo me pasó con Mazone, cuando falleció...
    Qué loco, no? Son tipos que solo los conocía por la tele, pero les había tomado cariño....
    En fin....

    Besotes, Stellita!♥♥

    ResponderEliminar
  23. la rutina, ese pequeño problema...

    ESTOY RE TRISTE, cada vez hay menos genios en este pais ='(

    ResponderEliminar
  24. Qué loco, que falta de comunicación, y qué capacidad de terminar con todo y de cambiar tan radicalmente la vida como si fuese pasar a otra pantalla de la computadora...

    ResponderEliminar
  25. Ufa, este blogger anda remal hoy!!
    Eh fin...

    BRUNO, no todos los terapeutas son iguales, y los buenos, no son justamente los que dan consejos!!

    DELFIN, se que es muy trillado, pero puedo decir que las apariencias engañan, que no todo lo que reluce es oro, que se yo! Cada pareja es un mundo!!

    IVANA, oie, shica, por qué dices tu que yo miro mucha telenovela mexicana? Orale!
    juuuaaaaaaaaaaaaaaa
    Lo de Ginzburg... decir que me da pena, es poco....

    RA, puede que sea rutina también...que se yo!

    ANA, si, a mi me llamó mucho la atención. Esto de sacar de raiz al tipo de la casa, es como muy fuerte!!

    Gracias a toooooodos
    Besitooos

    ResponderEliminar
  26. menos mal que no rajó a los hijos!
    Ahora... la psicóloga le dijo eso en una sola entrevista?
    Tal vez hubiese sido mejor desembarazarse del amante...

    ResponderEliminar
  27. Hay que ver que desconocemos el 90% de la historia y de los motivos que los llevaron a separarse de manera tan brutal. ¿Es ella una yegua? ¿Sería que él la tenía ya repodrida, pobre santa? No lo vamos a saber.
    Asi y todo, poner los bolsos en la puerta debe ser muy pero muy feo, para ambos; queiro decir, no tener siquiera el diálogo como para putearse.
    En fin, mejor hablémonos.

    (hoy ando muy serio, pero porque todavía no puedo tomarme unos mates)

    ResponderEliminar
  28. Desgraciadamente la falta de diálogo lleva a tantas de esas situaciones! Quizás ella quiso dialogar y él no, y cansada tomó esa decisión, que no es lo mejor. Pero es verdad: las responsabilidades son de los dos, sólo que siempre alguno se anima al primer paso y no siempre de la mejor manera, pero lo hace como puede, no?
    Lo de Guinzburg un verdadero bajón.
    Besos.

    ResponderEliminar

Tu parloteo será recompensado con mi alegría al leerte, aunque no estemos de acuerdo!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.